Sanación Evolutiva

Una amiga me preguntaba ¿cuál es el camino para poder cultivar nuestra felicidad? Creo- le dije- “que caminos hay muchos, o más bien, muchas estrategias para poder hacer de la felicidad un estado lo más permanente posible.

En ese sentido, Budha nos mostraba el camino de la simplicidad y el desapego, y de cierta forma, la ansiedad que generamos por tener cosas y después el temor de perderlas, sin duda, esto, nos generan mucha frustración, ansiedad y miedos.

Entender la naturaleza y lo inevitable de nuestra muerte y la de nuestros seres queridos, nos lleva por un lado, a vivir con mayor serenidad respecto al tema. Y por otro lado, nos hace tomar conciencia de la importancia de aprovechar nuestra vida y a nuestros seres queridos, para vivirlos con mayor gozo y alegría.

El otro gran maestro, JESÚS, Nos enseñaba el camino de la paz y el amor. Y esto no solo tiene que ver con un tema espiritual, si no también, físico, ya que, las personas deterioran su salud cuando se conectan de manera reiterada con sus emociones negativas. Tomemos como ejemplo; la ira, la pena, la angustia, el rencor, son todas emociones que generalmente nos llevan frente a un psicólogo, neurólogo o un médico.

No hay duda, que el estado del AMOR es la máxima aspiración de nuestra vida y muy difícil de alcanzar. Pero pocas personas le asignan un valor al concepto de la paz.

LA PAZ INTERIOR, es la puerta hacia todas nuestras vibraciones positivas. Es la puerta que nos lleva desde el MAL hacia el BIEN, desde la OSCURIDAD a la LUZ.


Cuando hay rencor en el corazón, se debe alcanzar primero la PAZ INTERIOR, para decir que ha comenzado a sanar la vida. Desde ahí recién el ser humano se puede mover hacia el PERDÓN. Cuando tenemos miedo, debemos alcanzar la paz interior para deshacernos de todas las malas sensaciones físicas provocada por las angustias e inseguridades que este nos provoca. Solo una vez que somos capaces de alcanzar la paz interior, podemos movernos hacia un estado de gozo y tranquilidad.
Con todo esto quiero señalar, que en la medida que seamos capaces de vivir la mayoría de nuestras EXPERIENCIAS DIFÍCILES, en un estado de PAZ INTERIOR, estaremos demostrando nuestro nivel de madurez, crecimiento o evolución personal.

SI CADA MINUTO DE NUESTRA VIDA, LO VIVIMOS CON SIMPLICIDAD Y TRATANDO DE VIVIR EN PAZ CON TODO Y CON TODOS, creo que estaremos despejando el camino hacia nuestra felicidad”.

Guillermo Degado

https://www.sanarportumente.cl/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *